foto - a criação do cidadão no mercosul

La creación del ciudadano del Mercosur

En diciembre de 2010, el Mercosur aprobó un plan de acción para concretar su Estatuto de la Ciudadanía, en un plazo de diez años. Los principales objetivos del estatuto son alcanzar – entre sus países miembros – una política de libre circulación de personas; la igualdad de derechos civiles, sociales, culturales y económicos;  además de la igualdad de condiciones para el acceso al trabajo, a la salud y a la educación.

“Estamos buscando la creación del ciudadano del Mercosur, un conjunto de derechos, un sentimiento común, la idea de que se pertenece a un determinado ámbito”, explica el subsecretario general para América del Sur, Central y Caribe del Ministerio de Asuntos Exeriores de Brasil, embajador Antônio José Simões.

Para alcanzar estos y otros objetivos, el estatuto prevé la armonización de los documentos de identidad; la transformación de la Declaración Sociolaboral del Mercosur en un tratado; la integración de los expedientes de pensiones, para permitir que el tiempo de trabajo se reconozca en cualquier país del bloque; y la simplificación de los trámites para equivalencia de estudios y títulos de enseñanza superior. El Estatuto también pide la creación de una “Beca Mercosur” para incentivar la movilidad estudiantil, la reducción de las tarifas telefónicas entre los Estados Partes y la creación de un Sistema Mercosur de Defensa del Consumidor, entre otras medidas.

Para Ana Patrícia Sampaio, coordinadora en Brasil del Programa Mercosur Social y Solidario – una articulación de ONGs de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, además de Chile -, la instauración del Estatuto de la Ciudadanía como marco legal es una gran victoria, aunque su plena activación todavía no se haya dado. “Algunos ciudadanos de la región acceden a estos derechos, pero la gran mayoría desconoce su existencia”, dice.

El secretario adjunto de relaciones internacionales para las Américas de la Central Única de los Trabajadores (CUT), Artur Henrique, también destaca que el desafío actual es que este marco legal salga del papel, además de hacer que los pilares social y ciudadano tengan la misma desenvoltura del pilar económico. “Podemos decir que tenemos hasta 2020 [plazo definido por el plan de acción], pero vamos a reconocer que algunas cosas caminan mucho más rápido que otras. En el área empresarial, las cosas caminan bien, incluso con recursos del BNDES”, criticó. Como ejemplo, el sindicalista resaltó el Observatorio del Mercado Laboral previsto para el bloque, pero que hoy no tiene financiación que posibilite su funcionamiento eficaz.

Además de los recursos, Henrique pide la institucionalización de la participación social, más divulgación de los derechos sociales reconocidos dentro del bloque y más voluntad política de los gobiernos para que el Estatuto de la Ciudadanía avance. Como prioridades, destaca los temas de libre circulación de personas y de políticas comunes de generación de empleos, de reconocimiento de diplomas y certificaciones profesionales y la jubilación.

Por Vinícius Mansur
Traducción: Paula Daibert





14 de noviembre de 2012

“Las Cumbres Sociales son un hito ...

Entrevista con el director del Instituto Social del Mercosur, Christian Mirza, ...

La democracia transmitida en vivo ...

Queda muy poco para la apertura de la Cumbre Social del ...

Logo dos Patrocinadores

COMENTÁRIOS

Comente